Dirección
C/ Condado de Treviño, 1
09001 Burgos
Email
serbusa@serbusa.net
Atención al cliente
947 298 456

Blog de Serbusa

Toda la información de Serbusa y del Sector

Análisis de riesgos en instalaciones industriales

Las instalaciones industriales llevan continuamente a cabo proyectos de modificaciones, los cuales introducen en las mismas nuevos procesos tecnológicos o mejoras y cambios en los ya implantados.

El concepto de seguridad aplicado en estas instalaciones, va mucho más allá del mero cumplimiento de las obligaciones legales. Así, para estos proyectos se pueden llevar a cabo los siguientes estudios y análisis, previos a la implantación y operación de las instalaciones:

Estudios de Riesgos y Operabilidad (HAZOP), a partir de los cuales se identifican y detectan posibles desviaciones en los procesos, analizando aspectos de control, y operación y mantenimiento de la planta, implantándose las medidas correctoras necesarias para evitarlas. Estos estudios se desarrollan durante la ingeniería de detalle con objeto de que las medidas se consideren para la construcción de la planta.

Análisis SIL (Safety Integrity Level), con objeto de evaluar en base a un análisis de riesgos de los procesos cuál es el nivel de Seguridad o Índice SIL (Safety Integrity Level) exigible a los Sistemas Instrumentados de Seguridad (SIS) de las instalaciones.

Análisis de riesgos, a partir de los cuales se identifican posibles puntos de fallos y accidentes de las instalaciones, evaluándose las posibles consecuencias de éstos en caso de que ocurriesen, de forma que se pueden establecer medidas que eviten que éstos ocurran o en su caso limiten o mitiguen sus posibles efectos.

Análisis Cuantitativo de Riesgos (ACR), a partir de estos estudios se puede conocer cuál es el riesgo derivado de las distintas instalaciones a los que pueden estar expuestos tanto los propios trabajadores como el público en general. Este tipo de estudio permite además priorizar sobre las actuaciones y las medidas de seguridad a implantar con el objetivo siempre de llegar a niveles de riesgo totalmente admisibles y tolerables.

En resumen, todas estas actuaciones permiten garantizar el cumplimiento de las obligaciones legales derivadas de los nuevos proyectos, pero más allá de ello, el asegurar niveles de seguridad muy elevados impuestos internamente por las empresas y el conocer exhaustiva y profundamente los riesgos de las instalaciones es lo que permitirá poder hacer frente a cualquier eventualidad de la mejor forma y con la mayor seguridad para todos.