Dirección
C/ Condado de Treviño, 1
09001 Burgos
Email
serbusa@serbusa.net
Atención al cliente
947 298 456

Blog de Serbusa

Toda la información de Serbusa y del Sector

Claves para realizar un buen vídeo industrial

El poder del videomarketing es hoy en día incontestable. De hecho, el 85% de los consumidores están más dispuestos a comprar después de ver un vídeo que les convenza. 

Durante los últimos años y gracias a internet, el vídeo marketing es la forma más prolífera y efectiva para dar a conocer pequeñas y grandes empresas, productos y marcas. Su bajo coste y el alto nivel de aceptación por parte de los clientes la convierten en una estrategia de comunicación positiva para la empresa.

Pero, ¿qué ocurre con las empresas dedicadas a la actividad industrial?

En el caso del vídeo industrial, la finalidad es dar a conocer las instalaciones y fases de producción de una compañía. En estos casos los protagonistas suelen ser las líneas de fabricación, el almacenamiento de los productos, la automatización, los procesos industriales, los controles de calidad, la formación de la plantilla, la tecnología utilizada, la expansión internacional, los retos de futuro, etc.

Para aprovechar todo el potencial que ofrece el vídeo, es necesario tener en cuenta una serie de premisas. La productora HTTV Media ofrece algunas claves. Siempre bajo la exigencia de conseguir la máxima calidad, es fundamental seguir una seria de fases si queremos lograr un producto original que nos diferencie de la competencia:

1. Buenos cimientos: Fija objetivos y define cuáles son tus rasgos diferenciadores. Ordena tus ideas y ten claro qué mensaje quieres transmitir. Antes de ponerte a grabar es necesario parar y reflexionar sobre la imagen que vamos a proyectar.

 2. Dilo rápido y sencillo: Elabora un guión breve y conciso. Descarta la opción de confeccionar un vídeo de empresa largo, ya que nadie anda sobrado de tiempo hoy en día. Concentra el mensaje y utiliza un lenguaje claro y comprensible para todos.

3. A convertir el mensaje en imágenes: Una vez aclaradas las ideas y después de elaborar un buen guión, es el momento de grabar. En este fase resulta crucial contar con la tecnología más avanzada para conseguir un producto de calidad.

4. El remate: Hay un amplio abanico de posibilidades dentro del campo de la post-producción. Elementos como la música, la narración o los efectos especiales, entre muchos otros, distinguen un vídeo profesional de otro que no lo es.

5. Posibles cambios: Antes de dar por finalizado el trabajo, es aconsejable tomarse todo el tiempo que haga falta para revisar el resultado obtenido e introducir posibles mejoras. Se trata de quedar plenamente satisfecho de la labor realizada.

 6. A los cuatro vientos: Una vez que se dispone del vídeo, solo queda darlo a conocer al mundo. Las redes sociales y plataformas como YouTube o Vimeo facilitan mucho todo este trabajo y posibilitan la difusión viral para llegar a nuevo público.

Según explica Pedro Martín, director de HTTV Media, “muchas compañías ya lo están utilizando como herramienta de comunicación, no solo por su efectividad sino porque además puede distribuirse a través de múltiples dispositivos, como el móvil y la tableta, ya que el 41% del consumo del vídeo se ha hecho por medio de estas plataformas”.

Desde Serbusa Mantenimiento Industrial apostamos firmemente por esta técnica y en nuestro Canal de YouTube, ¿quiéres echarle un vistazo?

Serbusa YouTube