Dirección
C/ Condado de Treviño, 1
09001 Burgos
Email
serbusa@serbusa.net
Atención al cliente
947 298 456

Blog de Serbusa

Toda la información de Serbusa y del Sector

El mantenimiento en la industria química, el plan de operaciones

operaciones de mantenimientoLa subcontratación de las operaciones de mantenimiento ha crecido de forma considerable en las últimas décadas en las grandes industrias de procesos como la industria química o la industria petroquímica. Las externalización de los trabajos de mantenimiento  está firmemente anclada en el modo de producción.

La actividad de mantenimiento industrial puede incidir claramente en los resultados de las compañías químicas. Los tiempos de inactividad se reducen al mínimo proporcionando, de forma simultánea, la mayor seguridad y protección para el personal, los contratistas, el medio ambiente y los equipos.

En términos de prevención de riesgos laborales, si bien la evaluación del riesgos se mantiene como el punto de partida para cualquier trabajo a ejecutar, cuando el trabajo es realizado por empresas externas, la normativa de aplicación cambia, empezando por la obligación de realizar un Plan de Prevención.

¿Cómo se lleva a cabo un plan de operaciones de mantenimiento? Se basa en una operación conjunta de riesgos. El objetivo es organizar la prevención de riesgos relacionados con la interferencia entre las distintas empresas de mantenimiento y el cliente en materia de personal, equipos o procesos. En este enlace, te ofrecemos pautas básicas para llevar a cabo un plan de operaciones en mantenimiento.

La evaluación será más eficaz si la empresa cliente aporta, durante la consulta o proceso de licitación para la selección de la empresas externas, la información de sus riesgos dando indicaciones precisas para la aplicación de la política de prevención de riesgos laborales.

El plan de prevención debe incluir información específica como los detalles sobre el acceso y servicios públicos, los procedimientos de alarma y evacuación, un plano del sitio y la información sobre los riesgos del área de trabajo. Sin embargo, no hay que olvidar que la adaptación continua es necesaria en el curso de la obra.

En el sector químico se evoluciona hacia un modelo que abarate los costes y logre instalaciones más seguras, sostenibles y eficientes, puesto que el mantenimiento de equipos eléctricos y mecánicos se centra en emplazamientos con riesgos de incendio y explosión.