Dirección
C/ Condado de Treviño, 1
09001 Burgos
Email
serbusa@serbusa.net
Atención al cliente
947 298 456

Blog de Serbusa

Toda la información de Serbusa y del Sector

Externalización del mantenimiento, pensando en el futuro

En mantenimiento industrial siempre es recomendable que los servicios de terceros sean controlados y aplicados adecuadamente. Como hemos comentado en otras ocasiones (a través de los 20 consejos de Serbusa útiles para la contratación), con esta práctica se consiguen resultados favorables, rapidez de soluciones, alternativas para situaciones difíciles y garantía de atención.

Un sistema que cubra solo las necesidades de hoy,  nos puede restringir el desarrollo a futuro. Por ello, se ha de contar con empresas certificadas que efectúen un correcto mantenimiento industrial, y permita a la empresa matriz dedicarse a lo que de verdad sabe realizar.

Prácticamente todos los procesos de la industria  se automatizan y ello implica la implantación de tecnología con maquinarias productivas, métodos de control, cambios en la infraestructura de la empresa y personal con mayor cualificación.

Es necesario considerar la función del mantenimiento como un instrumento excelente para mejorar la competitividad de las empresas. Su misión ha ido evolucionando tecnológicamente hasta quedar enfocada en la actualidad en asegurar la disponibilidad operacional de los equipos (preventivo, correctivo, operaciones de vigilancia, control, inspecciones, revisiones parciales o totales, renovación y reconstrucción); mejorar los equipos e instalaciones productivas en forma continua (a través de modernizaciones o mejoras para reducir costos de mantenimiento y producción); y controlar los trabajos nuevos como las obras de construcción, instalaciones, fluidos, etc.

Las actuales tendencias de gestión de las empresas hacen foco en la mejora de la eficacia y eficiencia de los procesos, situación que tiene directa repercusión sobre la gestión del mantenimiento, generando una evolución en torno a técnicas y estrategias de mantenimiento, centradas no sólo en las intervenciones a los equipos, sino también en una verdadera gestión que aborde, desde una perspectiva gerencial y sistémica, una acertada relación con el trabajo administrativo, técnico y operativo del área de mantenimiento.

El TQM (Control de Calidad Total), el TPM (Total Productive Maintenance), el RCM (Realiability Centred Maintenance), CMMS (Computerised Maintenance Management System), el Mantenimiento Estratégico o el Mantenimiento de Oportunidad, entre otros, son las técnicas que se están desarrollando en distintas empresas, y de los que hablaremos más adelante.

En definitiva, el éxito radica en adaptar un mix de estas técnicas de acuerdo a la realidad de cada industria, y en contar con buenos profesionales que las apliquen.

Externalización del mantenimiento