Dirección
C/ Condado de Treviño, 1
09001 Burgos
Email
serbusa@serbusa.net
Atención al cliente
947 298 456

Blog de Serbusa

Toda la información de Serbusa y del Sector

Gestión de residuos No Peligrosos en la empresa. ¿Cómo actuamos?

Las actividades industriales, las innovaciones tecnológicas y la incorporación de sustancias peligrosas en los procesos productivos, se traducen en buen número de impactos negativos sobre el medio ambiente. Las consecuencias de esta situación son ya famosas: cambio climático, contaminación del aire, agua y suelo…

En este contexto, es absolutamente necesaria la gestión ambiental de los residuos en los centros de trabajo: porque constituye una obligación legal, porque es la forma responsable de disminuir el impacto ambiental, porque es una  necesidad y porque sin ella no se alcanza un desarrollo realmente sostenible.

Reduce-Reutiliza-Recicle-Tres-Rs-de-SostenibilidadPodemos defirnir los Residuos Industriales como aquellos residuos generados por la actividad industrial, procedentes de la extracción, explotación, producción o fabricación, transformación, almacenamiento y distribución de productos, y de los que la empresa se desprende o tiene la obligación de desprenderse.

Si tenemos en cuenta los diferentes tipos de residuos industriales existentes, y atendemos a la naturaleza de las sustancias que los componen, es necesario clasificar los residuos industriales a efectos de su gestión en dos categorías claramente diferenciadas: PELIGROSOS y NO PELIGROSOS

En este artículo, vamos a centrarnos en los residuos No Peligrosos, y para ello damos algunas recomendaciones a tener cuenta.

  • Es recomendable separar adecuadamente los Residuos No Peligrosos y no mezclarlos entre si.
  • Almacenarlos separadamente para facilitar su reciclaje, no pudiendo exceder el tiempo de almacenamiento más de 2 años.
  • Se deben mantener en condiciones adecuadas de higiene y seguridad.
  • Aunque no es obligatorio etiquetar estos residuos, en ocasiones puede ser una práctica recomendable si la empresa pretende identificarlos.
  • Los residuos reciclables deben entregarse a Gestores de residuos no peligrosos, que deberán estar autorizados por el Departamento de Medio Ambiente de cada comunidad autónoma.
  • Para obtener un mayor control de los residuos, es recomendable realizar un Registro de los residuos no peligrosos que se van generando. Ello facilitará su clasificación y control.
  • Para garantizar su correcta gestión, el Gestor puede emitir diferentes documentos de aceptación (cartas, certificados,…) que demuestran el correcto tratamiento y entrega.
  • Queda prohibido el abandono, vertido o eliminación incontrolada de los residuos no peligrosos.
  • La empresa debe determinar la cantidad total y tipos de residuos no peligrosos generados.

Sin embargo, antes de pensar en el reciclado, hay una cuestión más importante que todas las empresas deberíamos tener en cuenta: la minimización, que en otras palabras, lo conocemos como la reducción.

¿Qué es Minimizar? Es incorporar una serie de medidas de reducción, reutilización y reciclaje en origen, de tal forma que se obtenga una menor producción de residuos y/o una menor peligrosidad de éstos.

La participación de todos los trabajadores también es importante, que haya un plan específico y que todo el mundo en la empresa esté realmente concienciado con la gestión de los residuos industriales.

Si deseas ampliar información, puedes consultar la Ley 10/1998, de 21 de abril, de Residuos.