Dirección
C/ Condado de Treviño, 1
09001 Burgos
Email
serbusa@serbusa.net
Atención al cliente
947 298 456

Blog de Serbusa

Toda la información de Serbusa y del Sector

Paradas técnicas y de mantenimiento en la industria

Grandes revisiones estivales

Durante la vida útil de una fábrica son diversas las paradas que se producen para realizar trabajos de mantenimiento. Estas paradas técnicas pueden ser programadas (dentro del ciclo de mantenimiento productivo) o no programadas (ante la detección de fallos). En general, se llevan a cabo en instalaciones que por razones de seguridad o de producción deben funcionar de forma fiable durante largos periodos de tiempo.

Refinerías, industrias petroquímicas o centrales eléctricas son ejemplos paradas técnicas de mantenimientode instalaciones que se someten de forma periódica a paradas para realizar revisiones en profundidad de las instalaciones y equipos clave. Como es lógico, muchas empresas aprovechan la temporada estival, cuando hay menos actividad, para revisar los equipos, como ocurre habitualmente en la industria de automoción o de productos agrícolas.
Estas revisiones suponen un aumento puntual de la necesidad de personal y medios técnicos, aspecto donde las empresas, tienen dificultad en general para hacerles frente empleando sus propios recursos. Se recurre en la mayoría de los casos a empresas externas especializadas, que pueden suministrar personal especializado en cantidad suficiente, junto con los medios y herramientas específicas para la realización de estos trabajos.
Coordinar una parada requiere de un nivel organizativo muy importante, puede ser un momento crítico en la vida de la instalación, ya que muchos de los equipos importantes son abiertos, desmontados, revisados, vueltos a montar y puestos en marcha. Obviamente, el rendimiento futuro de la instalación dependerá de la calidad de los trabajos efectuados.
El coste, la duración y la eficacia en la realización del trabajo son trascendentales.
La ventaja principal de la realización de paradas programadas es evidente: el aumento indiscutible de la disponibilidad de la Planta. Establecer valores de disponibilidad de planta por encima del 90% solo es posible en instalaciones industriales sometidas a severas revisiones programadas realizadas de forma sistemática.
Algunos de los retos habituales en estas paradas se refieren a incremetar la formación y experiencia del personal que interviene (de ahí la importancia de contar con empresas con una trayectoria demostrable), la supervisión de los trabajos que se realicen, los procedimientos de trabajo adecuados que se correspondan con las mejores prácticas así como la planificación del proyecto en general.
El rendimiento futuro de la instalación dependerá de la calidad de los trabajos efectuados en estas paradas técnicas de mantenimiento.