Dirección
C/ Condado de Treviño, 1
09001 Burgos
Email
serbusa@serbusa.net
Atención al cliente
947 298 456

Blog de Serbusa

Toda la información de Serbusa y del Sector

Paso a paso en los sistemas de medición industrial de una obra

En el proceso de construcción de un edificio, nave u otro tipo de instalación, la medición es uno de los aspectos más relevantes y se ha de ser muy exigente con los sistemas de medición industrial. Lo primero, para que las mediciones sean lo más exactas posibles, es necesario un perfecto mantenimiento de las herramientas. Parece de Perogrullo, pero hay que tenerlo en cuenta.

Este proceso es lo que se conoce como calibración, e implica un control y puesta a punto periódicos de los instrumentos, todo ello supervisado por entidades con capacidad para expedir los certificados pertinentes. La calibración es procedimiento imprescindible para garantizar la calidad de la medición.

Por la importancia que se les otorga, los sistemas de medición industrial se convierten en un referente obligatorio en todas las obras. Este tipo de herramientas suponen el  primer paso de la instrumentación, por lo que su conocimiento contribuye a la consecución de óptimos proyectos, más seguros y rentables. Ya se trata de una medición directa  (cuando disponemos de un instrumento de medida), indirecta, cuantitativa o cualitativa, no se puede olvidar que hay  que adaptarse a una exigente normativa.

Las principales normas de Calidad y con las que cuenta Serbusa, son la Familia ISO 9000, que se componen de estándares y guías relacionados con sistemas de gestión y de herramientas.

Durante el proceso completo de construcción es necesario llevar un control exhaustivo de todos los factores, por lo que resulta imprescindible controlar las mediciones en  distintas ocasiones durante todo el periodo de tiempo que dura la obra. Los sistemas de medición digitales ofrecen información en tiempo real de los procesos que se quieren controlar, de ahí su gran utilidad.

El primer análisis que se realiza del futuro proyecto es lo que se conoce como mediciones preliminares, que cuantifican y valoran la edificación a construir, y como punto de partida los parámetros urbanísticos que rigen sobre la parcela donde se procederá a la construcción.

Tras elaborar un presupuesto, se suceden las mediciones de gestión: aquellas que permiten ajustar las desviaciones que se puedan hallar.

Tienen su base en las unidades funcionales que permiten valorar y medir de forma simple un elemento completo, por lo que son fáciles de solucionar. A través de esta segunda medición se puede obtener una valoración básica de la obra, partiendo de mediciones aproximadas.

Una vez el proyecto ejecutivo se ha definido enteramente, la etapa siguiente es la medición del mismo, donde sus respectivos parámetros se definen y valoran de modo claro, para luego llegar a un presupuesto final. Las mediciones finales de los trabajos llevados a cabo se denominan de ejecución, y cuentan con la medición real y exacta de la obra ejecutada. En esta última fase de mediciones, también se verifica y comprueba si existen desviaciones de la medición del proyecto.

En este enlace puedes encontrar un interesante directorio de empresas que ofrecen Sistemas de Medición Industrial.