Dirección
C/ Condado de Treviño, 1
09001 Burgos
Email
serbusa@serbusa.net
Atención al cliente
947 298 456

Blog de Serbusa

Toda la información de Serbusa y del Sector

Precauciones para realizar "trabajos en caliente"

El trabajador puede estar más o menos expuesto al riesgo según el tipo de trabajo que se realice; sin embargo ninguna labor está exenta de peligro. Por ejemplo, el pasado 2013 los trabajadores que sufrieron más accidentes laborales fueron los que estaban ocupados con tareas de producción, transformación, tratamiento y almacenamiento de todo tipo.

Estos datos han sido extraídos del último análisis de la Dirección de Trabajo y Prevención de Riesgos Laborales de la Junta de Castilla y León del año 2013, donde se produjo el mayor descenso porcentual de siniestralidad laboral de España, con un 5,9% en el cómputo global de todos los sectores.

Uno de los trabajos en los que hay que tomar más precauciones es el trabajo en caliente: aquel que tiende a producir fuentes de ignición, incluyendo la soldadura, corte con gas, limpieza a presión y las chispas producidas por herramientas y equipos portátiles u otra fuente de ignición como las amoladoras o pulidoras, utilizadas frecuentemente en los trabajos de mantenimiento de cualquier planta industrial. Si el trabajo en caliente se realiza fuera de las áreas designadas, entonces deberá disponerse de un programa de permisos en vigor.

Algunas de las precauciones generales que hay que tomar antes de realizar para evitar los incendios provocados por trabajos en caliente, la dirección debe desarrollar un programa por escrito que aborde las siguientes cuestiones:

  • Diseñar e imponer el uso de áreas autorizadas para los trabajos de corte y soldadura.
  • Solicitar un permiso de trabajo en caliente para todos los procedimientos de soldadura que se lleven a cabo en otras zonas fuera del taller de mantenimiento.
  • Identificar a una o varias personas que autoricen las operaciones de trabajo en caliente fuera del taller de mantenimiento.
  • Imponer el uso de Equipos de Protección Individual (EPIs).
  • Ordenar a todo el personal que realice o supervise los trabajos en caliente que reciba formación acerca de los equipos y procedimientos de emergencia en caso de incendio.
  • Notificar a todos los contratistas la presencia de cualquier material inflamable o de situaciones que entrañen peligro.
  • Pedir a los contratistas externos que se adhieran a estos mismos programas para trabajo en caliente y que se responsabilicen de instruir correctamente a su personal. 
Se debe tomar en cuenta que ningún trabajo en caliente se iniciará si no se asegura que se tenga controlado cualquier peligro potencial de incendio o explosión.
Los equipos de protección personal de uso obligatorio para trabajos en caliente son:

  • Casco de seguridad.
  • Careta de soldar, con filtros de vidrios adecuados.
  • Ropa de protección de cuero cromado (casaca/pantalón o mandil, gorra, escarpines y guantes hasta el codo).
  • Zapatos de seguridad con punta de acero.
  • Respirador con filtros para humos metálicos.