Dirección
C/ Condado de Treviño, 1
09001 Burgos
Email
serbusa@serbusa.net
Atención al cliente
947 298 456

Blog de Serbusa

Toda la información de Serbusa y del Sector

Cómo aplicar el mantenimiento predictivo en una planta

Existen tres tipos básicos de mantenimiento el correctivo, el preventivo y el predictivo (como ya hemos hablado en otros artículos), que se basan en tareas distintas. Cada tipo de mantenimiento es idoneo en un tipo de situación y equipo en función de distintos factores como el económico, el personal disponible, el tiempo de trabajo, etc.

De cualquier manera un buen programa de mantenimiento debe ser capaz de conjugar los tres tipos de mantenimiento de la mejor manera posible para permitir alargar la vida útil de los componentes que conforman la planta de manera económica y eficiente.

Ingeniero de mantenimientoNos detenemos hoy en el mantenimiento predictivo (PDM), técnica para pronosticar el punto futuro de falla de un componente de una máquina, de tal forma que dicho componente pueda reemplazarse, con base en un plan, justo antes de que falle. Así, el tiempo muerto del equipo se minimiza y el tiempo de vida del componente se maximiza.

Antes de implementar el mantenimiento predictivo en una planta, es necesario identificar cómo el equipo puede fallar, elegir las tecnologías más adecuadas de PDM para aplicar en cada caso y evaluar los costos de paradas de la planta y de la aplicación del mantenimiento, entre otros.

Pero además, hay que tener en cuenta la metodología que se aplique en las inspecciones, con la mediciónde diversos parámetros que muestren una relación predecible con el ciclo de vida del componente. Estos parámetros pueden ser las vibraciones, la temperatura de las conexiones eléctricas o la resistencia del aislamiento de la bobina de un motor.

La vigilancia y protección de las máquinas es otra medida a tener en cuenta que indicará cuándo existe un problema y cuando evitar fallas catastróficas. Existen otras técnicas, de las cuales hablaremos de ellas más adelante, como son el análisis de vibraciones existentes, el análisis de los lubricantes, el análisis por ultrasonido, la termografía infrarroja (que permite, a distancia y sin ningún contacto, medir y visualizar temperaturas de superficie con precisión) o el análisis FMECA, de modos de fallos y efectos críticos.

Una vez que se empieza a aplicar el mantenimiento predictivo en una planta, se observan los beneficios de forma casi inmediata, no obstante, los resultados van mejorando con el tiempo.

Para ampliar más información, puedes consultar el manual de Francisco Sánchez Marín:  “Mantenimiento mecánico de máquinas”.