Dirección
C/ Condado de Treviño, 69
Naves las Encinas - 09001 Burgos
Email
serbusa@serbusa.net
Atención al cliente
947 298 456

Blog de Serbusa

Toda la información de Serbusa y del Sector

Puntos fuertes y débiles del Mantenimiento de Fiabilidad (RCM)

El RCM o Reliability Centered Maintenance (Mantenimiento Centrado en Fiabilidad/Confiabilidad)es una metodología para el desarrollo de un plan de mantenimiento basada en el análisis de fallos de la instalación. Este tipo de mantenimiento es muy útil para desarrollar técnicas organizativas de mantenimiento.

Cuando se habla de la implantación de RCM se tiende a pensar en una metodología compleja y de dificil aplicación. Nada más lejos de la realidad: con pocos recursos pero con un buen conocimiento de la instalación y algo de tiempo se pueden obtener excelentes resultados. La implantación del RCM se tiene que integrar dentro de una estrategia general.

Para saber si le conviene a una empresa, es interesante analizar los puntos fuertes y débiles de este tipo de mantenimiento:

Puntos fuertes:

  • Es un método riguroso y auditable, por lo que aporta una garantía adicional ante terceros
  • Hace un especial hincapié en la seguridad y protección del medio ambiente
  • Contempla todas las mantecnologías actuales, luego es un método totalmente vigente
  • Implica a todo el personal
  • Exterioriza y evidencia, no solo las mejoras en el mantenimiento, sino problemas colaterales: falta de documentación, información, etc.
  • En principio tiene que mejorar la fiabilidad del equipo o sistemas.
  • Sirve para definir actuaciones de mejora dífciles de identificar por otros métodos.

Puntos débiles:

  • Es un método basado en la experiencia de los participantes, por lo que se pueden presentar serios problemas para llevarlo a cabo internamente con equipos y sistemas nuevos.
  • El éxito del proceso depende de la capacidad de liderazgo del guía y de la predisposición al cambio y motivación de los participantes, por lo que es básico analizar antes la situación sociolaboral, el momento, etc.
  • Es un proceso arduo y lento, por lo que la estrategia de implantación debe ser cuidadosa para no desmoralizar a los participantes.
  • En organizaciones rígidas, la racionalización final puede desembocar en una mínimas mejoras en cuanto a costes y disponibilidades.
  • El conocimiento de nuevas tecnologías (sobre todo predictivas) es importante, pues, en su defecto, el grupo de trabajo caen con gran facilidad en volver a definir un nuevo Plan solo preventivo sistemático.

Cada empresa deberá tener en  cuenta estos aspectos para elegir o no RCM, sabiendo que este tipo de Mantenimiento Centrado en Fiabilidad va mas allá, ya que aporta información valiosa para elaborar o modificar el plan de formación, el manual de operación y el manual de mantenimiento.

Puedes ampliar información sobre esta técnica, en el manual “Mantenimiento industrial desde la experiencia”, editado por la Universidad de Valladolid.