C/ Condado de Treviño, 1 09001 Burgos

Serbusa

Verano: la mejor época para el mantenimiento industrial

El verano es uno de los momentos más esperados del año por los trabajadores por motivos obvios. Las jornadas laborales se reducen, el ambiente laboral es más relajado, hay menos trabajadores y suele existir menor exigencia en cuanto a producción. Por tanto, es la época ideal para realizar un mantenimiento industrial exhaustivo.

Durante el resto del año, el mantenimiento es igual de importante pero, en este período, se aprovecha para realizar tareas esenciales de reparación y limpieza que en el resto de meses no se pueden llevar a cabo debido al alto rendimiento de los equipos. 

Así, es recomendable implementar todas las tareas necesarias para un buen rendimiento del material tecnológico, mecánico y de las infraestructuras, para comenzar septiembre con la máxima optimización de equipos. 

Tareas de mantenimiento industrial para verano

Bien es sabido que un buen mantenimiento industrial nos evitará graves problemas como daños irreparables en las instalaciones, reducción de incidencias por averías, alargará la vida útil de instalaciones propensas al desgaste, oxidación y corrosión o evitará en gran medida contratiempos y accidentes de los trabajadores.

Las tareas dedicadas en este momento dependerán de las necesidades que perciba el técnico. No obstante, ejemplos de tareas para realizar en esta época son las siguientes:

Revisión de los sistemas de ventilación y aire acondicionado

Aunque en verano es el momento cuando más se utilizan estos sistemas debido a las altas temperaturas, el menor ritmo de producción de la planta industrial permitirá desconectarlos durante más tiempo para revisar detenidamente su funcionamiento. 

Una puesta a punto justo antes de que comiencen las temperaturas excesivamente altas permitirá un óptimo rendimiento. Además, se eliminarán los gérmenes que se acumulan en los conductos evitando así posibles problemas respiratorios en los trabajadores.

Comprobación de las instalaciones de servicios

Además de los sistemas de ventilación, también es buen momento para revisar el resto de instalaciones de suministros como la del gas, las tuberías, el cableado eléctrico y la red de internet. Aunque no haya habido ningún problema ni ningún fallo recientemente, una revisión a fondo es imprescindible para detectar posibles futuros imprevistos

Acondicionar los desperfectos menores

Los desperfectos como fallos de la pintura, reparaciones de cristales, reformas de salas complementarias que no suponen un problema inmediato para el desarrollo de la producción industrial, pueden acondicionarse en este periodo. A la vuelta de vacaciones los trabajadores se sentirán más cómodos en un entorno laboral renovado

Limpieza y lubricado

Con el proceso productivo a pleno rendimiento, la limpieza de las máquinas puede hacerse de forma superficial. En verano, es buen momento para realizar una limpieza y engrasado exhaustivo  de los activos para evitar averías a largo plazo.

Actualizaciones eléctricas e informáticas

La electrónica e informática cada vez son partes más importantes del entorno industrial. La tecnología juega un papel mayor en los procesos de automatización. Por eso, es muy importante mantener el software actualizado y testar las instalaciones electrónicas para comprobar su correcto funcionamiento. También es un buen momento para comprobar que las copias de seguridad se están realizando correctamente y realizar una nueva en caso de que no estén programadas periódicamente. 

Revisión de la señalética

Otro punto importante a revisar, son las señalizaciones en toda la planta. Comprobar que tanto la pintura de base, los esmaltes y las fijaciones de sujeción se encuentren en buen estado para que no exista ningún tipo de riesgo para los trabajadores.

Análisis y planificación

Un buen proceso de mantenimiento industrial requiere realizar un análisis y evaluación de las labores ejecutadas. Por eso, una vez finalizado el trabajo, conviene recoger qué fallos, roturas, percances, desgastes se han producido en el último año y realizar un nuevo plan de mantenimiento de cara al próximo periodo. La planificación es la base de un buen mantenimiento.

Como ves, la época de verano es un buen momento para realizar todo tipo de comprobaciones en el mantenimiento industrial y solucionar todas aquellas tareas que pueden ver mermada la productividad de la empresa el resto del año. 

Leave a comment:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Top
Seguimos trabajando cada día
Somos tu compañía de
mantenimiento industrial.
Ponte en contacto con nosotros

ESCRÍBENOS

serbusa@serbusa.net

Ven a visitarnos

ENCUENTRANOS

Dirección: C/ Condado de Treviño, 1
09001 Burgos

Queremos oirte

LLÁMANOS

947 298 456